El lugar de las diferentes competiciones se encuentra ubicado frente al principal hospital de Tahití.

El reglamento antidopaje de la IVF se basa en el Reglamento anti-dopaje del Comité Olímpico Internacional (COI), en las prescripciones de la Agencia Antidopaje (AMA) y las de otras autoridades internacionalmente reconocidas.

Durante los Campeonatos mundiales de Va’a – Larga distancia – de la IVF de 2017 y 2018, el COL pondrá en marcha un programa antidopaje que comprende cuarenta controles antidopaje a fin de garantizar la ausencia de dopaje durante las competiciones.

En Tahití, el Ministerio de la Juventud y el Deporte (a través la Dirección de la Juventud y los deportes) es la autoridad habilitada a gestionar y aplicar una estrategia de lucha contra el dopaje a nivel local.

Su personal está encargado de la supervisión y la aplicación de los cuarenta pruebas antidopaje que el LOC ha previsto poner en marcha, y que serón transmitidas al laboratorio de Château Mallabry, en Francia, organismo encargado de analizarlas.

Este control antidopaje permitirá al LOC alcanzar unos de sus objetivos claves: Organizar campeonatos limpios libres de dopaje, y otorgar a la familia del Va’a la credibilidad necesaria, respectando las normas internacionales establecidas.

Durante la competición, tres tipos de responsables médicos estarán en actividad :

  • Un médico responsable de la totalidad del espacio de competición
  • Un equipo de guardacostas (BSA) en la playa y en las embarcaciones oficiales
  • Un equipo de socorristas distribuidos en todo el espacio de competición.

A causa de los elevados costos de salud en Polinesia Francesa, todos los equipos de competidores deben prever un Seguro de Viaje válido que incluye los gastos médicos y de repatriación.